Compartir

miércoles, 10 de septiembre de 2014

Catorce efectos de la epilepsia en el cuerpo - Infografía

El portal de salud Healthline.com publicó en agosto de 2014 una creativa e interesante infografía sobre los efectos de la epilepsia en el cuerpo. Aquí se las compartimos:

Autor: Ann Pietrangelo
http://www.healthline.com/health/epilepsy/effects-on-body


Infografía en: www.healthline.com. La epilepsia es una
condición neurológica crónica. Su principal síntoma son
convulsiones impredecibles.

  • Aturdido y confundido [Dazed and confused]: Una convulsión puede hacer que una persona se sienta confundida acerca de lo que sucedió. Una persona que está teniendo una convulsión puede no responder.
  • Aura [Aura]: Las convulsiones algunas veces están precedidas por una sensación de desastre inminente o una sensación de euforia.
  • ¿Qué pasó? [What happened?]: Durante una convulsión, puede perderse la conciencia. Incluso, si no se pierde, la persona puede tener problemas recordando lo que pasó.
  • Signos en los ojos [Signs in the eyes]: Movimientos rápidos de los ojos, parpadeo y mirada fija pueden ser signos de una convulsión.
  • Somnolencia [Sleepiness]: Después de una convulsión, una persona se puede sentir inusualmente fatigada o con sueño.
  • Depresión [Depression]: Muchas personas con epilepsia desarrollan depresión clínica en algún momento de sus vidas.
  • Dolor de cabeza [Headache]: Algunos tipos de ataques epilépticos pueden producir dolores de cabeza severos.
  • Latidos anormales del corazón [Abnormal heartbeat]: Un ataque epiléptico puede interrumpir el ritmo del corazón. A largo plazo, la epilepsia incrementa el riesgo de enfermedad cardíaca y enfermedad cerebrovascular.
  • Dificultad al respirar [Labored breathing]: Durante una convulsión se puede perder el ritmo normal de respiración.
  • Pérdida del tono muscular [Loss of muscle tone]: Una convulsión puede relajar tanto los músculos, que la persona puede caerse al suelo inesperadamente.
  • Movimientos incontrolables [Uncontrollable movements]: Durante una convulsión, los músculos pueden sacudirse y mantenerse en movimiento de manera incontrolable.
  • El grito [The scream]: Lo que suena como un grito es el resultado de la tensión muscular alrededor de las cuerdas vocales.
  • Pérdida de control [Lack of control]: Una convulsión puede hacer que temporalmente se pierda el control vesical o intestinal.
  • Embarazo [Pregnancy]: La mayoría de las mujeres con epilepsia tienen embarazos saludables. Sin embargo, algunos riesgos se incrementan.

Sistemas circulatorio y respiratorio 
Los ataques epilépticos pueden interferir el ritmo del corazón y la respiración. Los síntomas incluyen acortamiento de la respiración y tos. En casos raros, ocurre asfixia. A largo plazo, la epilepsia incrementa el riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular. Algunos casos de SUDEP (muerte súbita del paciente epiléptico; siglas en inglés) parecen ser debidos a problemas del corazón y respiratorios.

Sistemas muscular y digestivo 
Durante una convulsión, fallas del cerebro pueden darle la orden a los músculos que se contraigan o relajen. Una convulsión puede hacer que los músculos se sacudan de manera incontrolable. En algunos casos se puede perder el tono muscular tan rápidamente que la persona se puede caer. Cuando los músculos que rodean las cuerdas vocales se "congelan" o paralizan, se saca aire y suena como un chillido o un grito.

La epilepsia, así como algunos de los medicamentos usados para tratarla, pueden causar problemas digestivos como acidez estomacal, náusea y vómito. La constipación y la diarrea también pueden ser problemáticas. En niños, los ataques epilépticos pueden causar dolor abdominal. Durante una convulsión, o inmediatamente después de ella, se puede perder el control de la vejiga o los intestinos.

Sistema reproductor 
Aunque la epilepsia no afecta el sistema reproductor directamente, sí puede tener un impacto en el embarazo. Entre las mujeres con epilepsia, de un 25 a un 40 por ciento experimenta un alto número de convulsiones durante el embarazo.

La mayoría de las mujeres con epilepsia tienen embarazos saludables y dan a luz a bebés sanos. Sin embargo, hay un mayor riesgo de hipertensión, de dar a luz a un bebé con bajo peso o de dar a luz a un bebé muerto (muerte fetal). Las mujeres con epilepsia y en embarazo deben ser cuidadosamente monitoreadas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada